Cómo transportarse en Venecia como un local

Bajamos del tren, tomamos la salida de la estación por un patio del centro comercial contiguo y caminamos por un elegante túnel que al final dejaba ver el agua verdeazulada del Gran Canal. Cuando salimos, no podíamos creer lo que teníamos en frente, probablemente uno de los panoramas más espectaculares de nuestra luna de miel. Ambos nos quedamos atónitos y en silencio por unos 5 minutos; habíamos soñado estar allí desde hacía unos 8 años y cuando al fin se hacía realidad era mucho mejor de lo que hubiéramos imaginado.

Ésto me sucedió a mí y a Luigi, mi esposo, en nuestra dramática llegada a Venecia. Luego de salir de nuestro ensimismamiento nos preguntamos… y ahora, ¿hacia dónde?, ¿derecha o izquierda?, ¿son muy caros los water taxi (taxis acuáticos)?, ¿cómo compramos tickets para un vaporetto?

Pero para responderte todas esas dudas,y gastes menos tiempo tratando de averiguar cómo moverte en una de las ciudades más bellas del mundo he creado esta mini-guía de transporte en Venecia para que parezcas un local.

 

Orientarse sin mapa.

Nos tomó algo más de lo esperado adaptarnos al sistema de transporte de Venecia y a la ciudad en sí(afortunadamente estuvimos 3 días), porque además de contar con un sistema urbano terrestre, existe un sistema de navegación de vaporettos que prácticamente son buses acuáticos que tienen paradas o muelles a lo largo del Gran Canal y que también llegan a Murano y Lido y pues al cualquier lugar que se te plazca. Así que duramos día y medio descifrando todo esto.

Lo primero que tienes que saber es que sin un mapa vas a tener problemas para transportarte en Venecia; en verdad te digo que es un laberinto de hermosas calles y canales (y si tienes tiempo y ganas de caminar, vale la pena perderse), pero complica mantenerse orientado.

Tip: La única forma de andar sin un mapa (además de que seas local) es que vayas guiándote por los edificios y por los letreros al final de cada calle que indican lugares de referencia; en lo que caminamos vimos 3 lugares: San Marco, Ple. Roma (Piazzale Roma) y Rialto.

Si vas andando y siguiendo esas señales es muy probable que logres llegar a dichos lugares y si lo que deseas ver queda en esa dirección quizás te detengas una o dos veces a preguntar o a regresar sobre tus pasos y revisar la ruta que estás utilizando.


Pero como podrás darte cuenta muy probablemente vas a tomar más de lo que esperas en llegar al lugar que tenías en mente; y es precisamente lo que me ocurrió a mí y a mi esposo al principio, pero luego saqué mi arma secreta de  mi bolsillo y el resto fue pura diversión ¿Cuál es mi arma secreta? míralo en “Cómo ser un viajero inteligente: trucos para no perderte jamás”.

Sin saber hacia dónde ir al inicio tomamos la vía opuesta a la que hubiéramos querido (para ahorrarnos cansancio y tiempo) pero la pasamos igual de bien pues vimos muchos puentecillos y jardines bonitos, pero sí perdimos más tiempo de los esperado; así que nuestro recorrido inicial se vio parecido a lo que te muestro más abajo. En algún punto saqué mi teléfono y usé el GPS, así que retomamos la vía correcta.

Si hubiésemos sabido hacia dónde ir, luego de salir de la Stazione Santa Lucia probablemente nuestro recorrido hubiera sido más en línea recta, o bordeando el Gran Canale.

Así que para orientarte, mi mejor consejo es utilizar la estación de trenes como referencia; es decir, al pararte justo en la Piazza Santa Lucia (al salir de la estación de trenes) dando la espalda a la estación, trazando una línea imaginaria frente a tí en dirección al horizonte, ubicarás la Piazza de San Marco y en el camino te encontrarás con el puente Rialto.

Cómo transportarse en Venecia como un local - Pardeles.com

Ahora, puedes usar el método fácil, que es, al salir de la estación Santa Lucia dirígete a la izquierda y sigue el Gran Canale hasta llegar al puente Rialto. Cruza el puente y sigue derecho hasta llegar a San Marco. Así como te muestro:

Cómo transportarse en Venecia como un local - Pardeles.com

 

Ésto, junto a las indicaciones que encontrarás en las paredes de los edificios y esquinas te ayudará a llegar a los lugares más importantes.

 

Taxis Acuáticos

No sé si afortunadamente o lamentablemente no utilizamos taxis acuáticos porque la verdad andar a pie y en vaporetto hacen todo el viaje.

Cuando estuvimos en Venezia, tuve la curiosidad de preguntar Pietro, que tenía un lindo taxi anclado a las afueras de la estación de trenes sobre las tarifas, le dije de antemano que no usaría el servicio, pero quería saber en caso de necesitarlo para el futuro.

Pietro nos dijo que solo por abordar el taxi serían 13 Euros, y de allí la tarifa empieza a correr por minuto, es decir, 7 minutos en un watertaxi serían 20 Euros.  Lugares como Rialto y San Marco, tienen tarifas fijas. Y si vas a Lido puede que llegues a los 100 Euros. Y para ir al Aeropuerto Marco Polo, son nada más y nada menos que 100 Euros.

En fin, la conclusión a la que llegamos es que los Water Taxi son costosos. No descartamos utilizarlos en algún caso, sin embargo no tuvimos la necesidad mientras los Vaporettos estuvieran funcionando.

 

Vaporettos

El días uno en Venecia fue “a patas”, es decir, caminamos toda la distancia, llegamos al hotel a eso de las 2 de la madrugada, llenos de pizza y exhaustos hasta los cabellos, pero satisfechos con haber visto semejante maravilla.

Como al día siguiente casi no nos levantamos, decidimos que utilizaríamos los Vaporettos. Y resultó muy bien porque ese día 2 fue prácticamente andar en Vaporettos toooodo el día.

Para que tú también puedas navegar por las finas aguas venecianas en ellos lo primero que debes saber es que son buses, pero en el agua (no es sarcasrmo,  te lo estoy asegurando en caso que no lo creyeras antes o no te lo imaginaras).

Como buenos buses acuáticos los vaporettos tienen, en vez de paradas, muelles cuyos nombres se relacionan con el sitio en el que se detienen ¿vez? tal cual como un bus.

Los Vaporettos están a su vez numerados del 1 al 22 y una línea nocturna N que opera en altas horas de la noche. Y el número que te va a funcionar depende del lugar al que quieras ir. Para conocer todas las líneas y los muelles en donde se detienen clickea Aquí.

Si eres un viajero sencillo que quiere ir a ver los lugares más conocidos a los que todos van, pues las líneas 1, 2 y 3 son las esenciales, siempre se detendrán en lugares referenciales como Piazzale Roma, Ferrovía, Rialto, San Marco y Murano, así como te muestro más abajo; pero si lo que quieres es algo más especializado, te recomiendo buscar el lugar al que quieres ir en google maps y ubicar tu muelle más cercano.

Cómo transportarse en Venecia como un local - Pardeles.com

Una vez te hayas ubicado, lo demás viene solo. Es más, te invito a que tu primer recorrido lo hagas, ya sea en la línea 1 o 2, y verás de inmediato que te familiarizarás con los muelles que van a lo largo del Gran Canale.

 

Cómo comprar el pase y cuánto cuesta

Antes de comprar tus tickets, es conveniente que decidas si te conviene comprar un Venezia Unica City Pass, que es un pase completo a descuentos en transporte y otros beneficios. Puedes comprar la tuya online, en el Aeroporto di San Marco o en la Stazione Santa Lucia. Por nuestra parte, no la utilizamos ya que Venecia no era nuestro único destino y para dos días no lo veíamos tan indispensable.

Si vas como nosotros, sin creer en nada ni nadie, entonces el Vaporetto te costaría solo 7.50 Euros por persona y puedes viajar o permanecer en la nave por 75 minutos. Si eres como nosotros y te subes en el minuto 70, eres libre de continuar a bordo hasta que te bajes en la siguiente estación (sin abusar demasiado). Sí, es trampa ¡pero es muy entretenido!

Para boletos hasta el aeropuerto, la línea a utilizar es la 5 Aeroporto, que te llevará directo al aeropuerto por 8 Euros, lo que incluye tu maleta que no debe exceder 150 sumando todas las medidas.

Comprar estos tickets es relativamente fácil, pero ten cuidado de no comprar un boleto de la ruta urbana de buses en vez de la ruta de navegación de vaporettos (como me sucedió la primera vez).

Las máquinas de tickets están en todos los muelles, cuando veas una, acércate, selecciona el idioma y lee con cuidado las opciones, ya que deberás seleccionar Navegazione, de otra forma estarías comprando una ruta regular de bus urbano. Luego, elegir la cantidad de boletos que deseas.

Una vez allí, puedes seleccionar tu destino o elegir un ticket 7.50 Euro – 75 minutti que es el pase regular que te permite tomar cualquier línea.

Lo siguiente sería seleccionar tu forma de pago, introducir tus monedas o tarjeta de crédito y listo, se imprimirán tus boletos.

Una vez los tengas, recuerda y que esto sea de vital importancia: siempre validar tus boletos en la validadora de los muelles antes de abordar, de otro modo se te cobrarán multas si te llegan a atrapar con tickets no válidos.

Tip: cuando decidas hacia dónde ir siempre verifica en qué sentido se dirige el vaporetto ya que puedes acabar en el sentido opuesto de hacia dónde quieres ir. Normalmente te darás cuenta viendo desde dónde vienen los vaporettos y cómo se estacionan en el muelle.

 

Góndolas

Las icónicas góndolas son todo lo románticas que te puedas imaginar y así como son de elegantes y lujosas, son costosas.

La historia es sencilla: para evitar la competencia desleal entre los mundialmente conocidos gondoleros, la ciudad de Venecia decidió unificar la tarifa a 80 Euros por viaje, el cual tiene una duración de 30 minutos.

Algunos gondoleros aún tendrán su truco y te podrán dar un descuento de esos 80 Euros, pero hay que conocer muy bien a quién se lo pides, pues podrías quedar insultando a cualquier gondolero solo por pedirle una sincera rebaja.

El tiempo también es negociable con quien tenga la disposición, pero no esperes más de 40 minutos. Créeme que hay personas que sí están dispuestas a pagar los 80 Euros por los 30 minutos sin titubear y son esos los clientes que los gondoleros prefieren.

¿Vale la pena el gasto? Si tienes el dinero, pues claro que sí. Si  prefieres ahorrarte mucho en una góndola, los vaporettos brindan un fabuloso entretenimiento, ya que más allá de todo lo demás lo que importa en Venecia es ver, pues sin importar desde dónde, la ciudad siempre será hermosa.

Esta vez decidimos pasar con el tema de las góndolas, para que sea algo que recordar el próximo año que regresamos. Además, primavera o verano no es la mejor época para recorrer la ciudad en góndola con una temperatura entre 23° y 35° y con el incandescente sol sobre tu cabeza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *